Las sillas salvaescaleras son el futuro

Contenido:”Cuando intentamos imaginarnos el futuro analizando la tecnología actual, el camino que hemos recorrido para conseguirlo y todo lo que nos queda por avanzar, solemos dejarnos llevar por nuestra imaginación más osada e inventar en nuestra mente ciudades dignas de cualquier película de culto del género de la ciencia ficción. Edificios altos, coches voladores, luces de neón y televisiones sin formato físico se abren paso en nuestro cerebro para crear la mejor y más fascinante metrópolis futurista que el ser humano haya inventado jamás. Sin embargo, la realidad es que el futuro, en cuestiones de tecnología, va de la mano de un criterio mucho más auténtico e importante que el hecho de conseguir una estética cyberpunk como nunca nadie la ha visto antes; y me estoy refiriendo a la lucha contra las desigualdades sociales. Poco a poco, el feminismo, la lucha contra el racismo o el activismo transexual y LGTB consiguen más visibilidad, más peso político y más importancia; y todo ello, lo crean o no, genera una tecnología novedosa y única.

salvaescalerasPorque una de estas luchas contra la desigualdad social no es otra que la lucha contra la discriminación por diversidad funcional, o la idea de que una persona con diferencias físicas o mentales es inferior a nosotros. No solo no son inferiores, sino que merecen que la sociedad y el sistema les brinde el respeto y las comodidades que merecen. ¿Cómo se traduce esto en tecnología poniendo un ejemplo claro e inequívoco? Pues, por ejemplo, con la creación y la venta de las sillas salvaescaleras. Aunque el nombre lo dice todo, es probable que más de un lector no esté familiarizado con el concepto, de modo que intentaré explicarlo de una manera clara, breve y concisa. Las sillas salvaescaleras son aquellas sillas electrónicas ideadas para que las personas sin movilidad en las piernas puedan salvar ellas solas, sin ayuda ni dependencia de nadie, la distancia que conecta un piso con otro a través de una escalera.

Las sillas salvaescaleras son, de hecho, una tecnología cada vez más arraigada en nuestra sociedad y no es difícil encontrar locales físicos y online donde adquirirlas, si bien es cierto que aún queda mucho camino por recorrer y muchos edificios tanto públicos como privados donde instalarlas. Ello depende de la financiación y, en última instancia, de la concienciación social. Todo ello es futuro, uno de verdad. Después, pensaremos en ciudades dignas de la mente de Asimov.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *